miércoles, diciembre 26, 2012

Volver

Decido volver, a esta hora, ya "con la frente marchita", pero el apetito intacto. 

Hay tantas cosas que unen estas letras; la necesidad de conversar, la necesidad de comunicar, la necesidad de contar cosas que pudieran ser inútiles para algunos, aburridas para otros, extrañas, fomes, olorosas, descarnadas, picantes, raras o que se yo...

Estuvimos de cena navideña, la familia, los amigos, Gabriela (mi amor) y nos juntamos doce (casi trece), en nuestra casa a regalarnos con la buena mesa y el buen reír; con la buena conversa y el mejor beber.

Comenzamos con una entrada de pollo relleno con verduras, sobre un lecho de lechuga, salsa agridulce de arándanos, limoneta o vinagreta a elección y algunos brotes de helecho y espárragos de mar chilotes (mayonesa casera de Diego, una con ajo y ciboulette  y otra con champiñones y merkén ... buenísimas).

Descansamos cerca de cinco minutos para esperar la continuación de la mano de una tradicional y viejísima carne a la olla (adobada en vino y especias por un día), acompañada de un gratín de papas, salsa de champiñones y verduras salteadas.

Buenos vinos tintos, buenas cervezas e incluso bebidas de fantasía para los menores y los herejes, en fin...

Una buena navidad, una buena fiesta del sol, un buen momento para reunirnos y un buen momento para retomar la escritura.

Salud y Libertad




2 Comments:

At 11:11 a. m., Blogger Historia y Geografía said...

Me alegro, hace rato que quería leer algo en este lugar.

Saludos profe

 
At 11:12 a. m., Blogger Historia y Geografía said...

Me alegro, hace rato que quería leer algo en este lugar.

Saludos profe

 

Publicar un comentario

<< Home